Medición de la glucosa en ayunas

Una prueba de Glucosa en plasma en ayunas se debe realizar después de que el paciente no haya ingerido alimentos ni bebido nada (excepto agua) al menos durante las 12 horas anteriores. Al igual que la medición aleatoria de glucosa en plasma, se realiza tomando una muestra de sangre y enviándola a un laboratorio para su posterior análisis.

Lo que diferencia la prueba de glucosa en plasma en ayunas de la prueba aleatoria de glucosa en plasma es que, mediante el ayuno, el organismo de una persona sana producirá y procesará Insulina en respuesta al aumento de la glucosa en sangre, pero en un diabético el cuerpo no responderá del mismo modo y los niveles de la Glucemia permanecerán altos. Dos lecturas consecutivas de niveles de glucemia iguales o superiores a 140 mg/dl indican que la persona padece Diabetes. Un nivel normal para una persona sana se encuentra tras el ayuno entre los 70 y los 110 mg/dl.